Contexto-crowdfunding-Colombia
Es normal que quienes necesiten dinero para un proyecto, como yo, busquen nuevas fuentes de ingreso bajo las cuales sus iniciativas se vean más beneficiadas. Usar el crowdfunding como modelo de financiación evita tomar otro tipo de financiamientos tradicionales como créditos o préstamos, los cuales afectarían mi vida crediticia emprendedor y tienen tasas de interés muy altas y poco accesibles. 

Tener una alternativa diferente de financiación no solo sirve para proyectos nuevos, sino que genera mayores oportunidades de crecimiento y sostenibilidad en los proyectos o negocios ya existentes. Los principales beneficiados en Colombia serían los de la base de la pirámide, pequeñas empresas, organizaciones no gubernamentales y personas con proyectos personales para los cuales el acceso a financiamiento ya no será una restricción.

Según busqué, un informe del Banco Mundial del 2013 sobre el potencial del crowdfunding en los países en desarrollo, existen reservas importantes de talento empresarial, actividad y capital en economías emergentes que deben ser potencializadas. Pero las actitudes tradicionales hacia el riesgo, el emprendimiento y las finanzas ahogan este posible crecimiento económico y potencial de innovación.

 

 El informe afirma tajantemente:

“Las economías en desarrollo tienen el potencial de impulsar el crecimiento empleando el crowdfunding para saltarse las estructuras tradicionales del mercado de capitales y los regímenes de regulación financiera del mundo desarrollado”.

 

Pero, ¿por qué es importante hablar sobre este modelo de financiación?

Visité a Johanna Salgado, Coordinadora del Centro de Emprendimiento de la Universidad del Rosario, y me contó cuál es la relevancia de este modelo en nuestro país. 

*Aclaración: en el minuto 0:31 Salgado se refiere a una recesión económica, pero para ser exactos, actualmente se vive es una desaceleración económica en el país. Además, continúa refiriéndose a una “carga impositiva que aumenta cada día más”, lo que en palabras sencillas, significa que cada día los contribuyentes deben desembolsar más dinero para liquidar (pagar) un impuesto. Para ahondar en el tema, puedes dar clic aquí y revisar el informe de la ANIF sobre el tema.

Según Google Trends, el interés por este tipo de alternativa de financiación, así sea simplemente para conocer qué es, sí existe. En Colombia el primer registro de búsqueda de esta palabra fue en mayo de 2011 y desde entonces el interés va creciendo. De los países de América Latina, Colombia es el tercer país con mayor ‘Interés de búsqueda’, solamente superado por Chile y México.

Google Trend de “crowfunding” en Colombia


Concentración de búsqueda del término alrededor del mundo


Si ya sabemos el potencial del crowdfunding y que existe un interés por parte de personas como yo, ¿cuál es el paso a seguir para sacar provecho de él? Creo que la respuesta es: ¡Usarlo! Y ahí entran en acción las plataformas de crowdfunding, quienes funcionan como intermediarios entre las personas que tienen una necesidad financiera y quienes disponen de este dinero.

Directorio de plataformas de crowdfunding en Colombia

 

Actualmente existen 11 plataformas colombianas de crowdfunding. 9 son de crowdfunding colaborativo y 2 son de crowdfunding financiero.

Nombre Tipo de crowdfunding Descripción
HomeParte Financiero Crowdfunding inmobiliario
Mesfix Financiero Crowdfunding de facturas por cobrar
La Vaqinha Colaborativo Crowdfunding y friendsfunding
UONSET Colaborativo Crowdfunding musical
La Chèvre Colaborativo Crowdfunding colaborativo
Fundación Help Colaborativo Crowdfunding para la financiación de educación superior
YoApoyo Colaborativo Crowdfunding colabortivo
SkyFunders Colaborativo Crowdfundng colaborativo
Súmame Colaborativo Crowdfunding colaborativo
ArmaTuVaca Colaborativo Friendsfunding

(Si tienes una plataforma de crowdfunding fundada en Colombia, que opere en el país y no la ves en este listado, puedes escribirme a marcelabahamon1@gmail.com para agregarla).  

¿Por qué usar una plataforma colombiana?

 

Cuando ya entendí qué era el crowdfuding y descubrí que sí me servía para lo que necesitaba, empecé a buscar qué plataforma usar y vi que existían muchas. Algunas eran nacionales y otras internacionales. Entonces me pregunté, ¿por qué eligir una plataforma colombiana?

Esta pregunta me la puedo hacer porque quiero realizar una campaña de crowdfunding colaborativo, porque si quisiera financiarme o invertir a través de una plataforma de crowdfunding financiero, solo puedo hacerlo en las disponibles en Colombia. 

Esto lo explicaré a profundidad en la sección de Legalidad, pero el punto es que, en general, para participar de algún modo en un modelo de crowdfunding financiero, se debe tener cierta documentación que cambia según cada país. 

Podemos invertir el ejemplo imaginándonos a un Argentino que quisiera comprar facturas en Mesfix, plataforma colombiana de crowdfactoring. Para registrarse, él tendría que presentar su declaración de renta, RUT, entre otros papeles. Con los cuales normalmente no contaría. 

Pero como lo que yo quiero es recaudar dinero para la reconstrucción de mi fundación, una campaña de tipo colaborativa, tengo la flexibilidad de escoger más plataformas. 

Según investigué, la ventaja de escoger una plataforma extranjera, tipo Indiegogo, Kickstarter o GoFundMe, las más grandes del mercado y las tres estadounidenses, es que estas tienen más renombre, recordación y alcance que una colombiana. De esta manera tendría un mayor alcance internacional mi proyecto y hay más probabilidades de que alguien ya haya escuchado alguno de estos nombres y les dé mayor confianza aportar a mi campaña.

Pero según leí varios testimonios, el problema principal es que en el momento en el que termine la campaña y quiera recibir el dinero que recolecté, es muy probable que su banco me lo bloquee y tenga que hacer muchos trámites para conseguirlo. 

Este caso fue el de Lizeth León, quien recaudó 11 mil dólares en Indigeogo para su proyecto ‘Fachadas Bogotanas’ y al momento de recibir el dinero, Bancolombia se lo congeló. Como dice ella en su blog: “Para ellos [los bancos] es inconcebible que quien envía el dinero sea eso: alguien en la mitad que facilita la logística de recaudo”.

 

Los bancos colombianos no están listos para facilitar el uso de plataformas de crowdfunding extranjeras y eso repercute en más trabas para los gestores de proyectos.

Algunas plataformas, a pesar de ser extranjeras, se han constituido legalmente en Colombia, como Idea.me (Argentina-Chile), lo cual les ha permitido evitar los problema al momento de transferir el dinero a los emprendedores.

 

 

Por otro lado, si decido hacer mi campaña a través de una plataforma colombiana, no existe ningún problema con el flujo del dinero y tendría un dolor de cabeza menos. Además, en la mayoría de los casos, las personas que quieran apoyar mi campaña podrán aportar el dinero a través de un punto Baloto o Efecty.

Según la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico estos medios fuera de línea siguen siendo importantes en un país como Colombia, pues la seguridad en la transacción electrónica continúa siendo una preocupación del usuario. Pero también afirman que el futuro es alentador en este tema porque: “la proporción de NO compradores online se ha reducido significativamente en los 3 últimos años: tan sólo un 24% de internautas colombianos no ha comprado online en los últimos 12 meses”.

Aunque hay mayor facilidad en el pago y de recaudo en las plataformas colombianas, entran otros problemas: los costos de transacción se elevan (por el cobro de las pasarelas de pago) y usualmente hay menor alcance y recordación de marca.

 

Finalmente, me decidí por una plataforma colombiana. Ya que, además de ayudar a impulsar este ecosistema, al trabajar con una plataforma pequeña y más personalizada, me pueden guiar y aconsejar en el camino.

 

Contacto: Marcela Bahamón Laverde. 

Correo: marcelabahamon1@gmail.com

Celular: +57 316 250 74 55. 

Sobre este especial.

Ilustración: Diego Bohóquez Novoa.

Última actualización: enero 2018. 

Pin It on Pinterest

Share This